miércoles

¿La crisis del liderazgo, o el liderazgo en la crisis?




La crisis que nos afecta a todos en la actualidad, de una forma u otra, pero a todos, afecta también a nuestros valores sociales y personales. Lo que ayer era lo más importante, hoy pasa a un segundo lugar, y lo que ayer se tenía como seguro, hoy es un interrogante.
Duros momentos para las personas que dirigen a personas, a empresas, grupos, países, pero, en definitiva, a personas.
¿Cómo motivar en tiempos de crisis?
¿Cómo responder en momentos de cambio?
¿Cómo guiar en momentos de inseguridad?
No hace mucho leía en un libro sobre Dirección que las personas tendemos a cambiar nuestros estilos de liderazgo según las circunstancias, e igualmente tendemos a cambiar nuestros modelos de líder según el momento. Así, cuando estamos necesitados de seguridad y experiencia, tendemos a confiar más en un líder de más edad, con apariencia de experto y seguridad, mientras que en esos momentos de cambio en los que necesitamos la esperanza de una mejora, hacemos líder a una persona joven, con iniciativa e ilusión. Éste segundo ejemplo se puede ver reflejado en el caso de Barack Obama en EEUU, en un momento de imperiosa necesidad de cambio.
¿Estamos siendo el modelo de líder que esperan de nosotros? ¿Estamos respondiendo a lo que nos demanda nuestro equipo? ¿Somos capaces de transformar nuestro estilo de liderazgo en este momento de duda e incertidumbre?
Decía un líder llamado Winston Churchill “Never never never give up” (Nunca nunca nunca te rindas). Como líder, tienes la obligación de coger las riendas de tu equipo y comenzar a cabalgar, y en cada paso se irá haciendo el camino. Levantarte cada vez que caigas, crecerte ante la adversidad, buscar siempre el horizonte, pero nunca llegar a él... ¿Quién dijo que era fácil?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar en el blog de Laura Chica