viernes

...¿Trabajas? Si. Contratado.




Sorprendentemente para muchos, si trabajas, tienes más posibilidades de seguir trabajando.
No es cuestión de aptitud. Ni de cualificación. Es cuestión de actitud.
En los procesos de selección, se evidencian grandes diferencias en la actitud de personas en activo y personas en situación de desempleo, más aún entre personas desempleadas de larga duración.
Es cuestión de autoestima. Seguridad. Confianza. Sentimiento de utilidad.
Cuando estamos en activo, la imagen que ofrecemos de nosotros mismos es más positiva, cargada de fuerza, de seguridad y tranquilidad, ya que si no eres seleccionado continúas con tu trabajo. No aparentamos estar desesperados por trabajar, y eso se nota.
En situación de desempleo, dependiendo de las circunstancias personales y económicas de cada uno, se evidencia la necesidad. Necesidad de trabajar, de sentirse útil, de demostrar, de ganar dinero, y esto se traduce, en ocasiones, en una desesperanza que, inconscientemente, es transmitida al entrevistador.
Cuando se trata de personas que llevan en situación de desempleo mucho tiempo, se evidencia aun más. Acudir a un sinfín de entrevistas de trabajo sin ningún resultado, desemboca en un estado de indefensión aprendida (Seligman), vinculado a un sentimiento de pérdida de control de la situación, lo que puede crear estrés, ansiedad o depresión. Sus acciones para encontrar empleo cada vez serán menos, ya que siente que nada de lo que hace sirve par nada. Al acudir a una entrevista de trabajo, lo hará con baja autoestima, pocas expectativas de éxito y falta de seguridad. Esta actitud la capta perfectamente el seleccionador, y va en detrimento de su candidatura. Y seguimos en este círculo vicioso que devolverá al candidato a la oficina del SAE.
Analicemos qué imagen ofrecemos. Intentemos ante todo conseguir el bienestar con nosotros mismos. No podemos medirnos sólo por lo que conseguimos tener, sino por lo que somos como personas.
Con trabajo o sin trabajo, sé tú mismo, y nadie será mejor que tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar en el blog de Laura Chica