viernes

Y tú,¿eres fiel?




Re-leyendo el libro de Helen Fisher, Anatomía del amor, me llama la atención las distinciones que esta antropóloga resalta entre las diferentes culturas humanas. Culturas en las que el matrimonio no implica fidelidad, donde lo socialmente aceptable es poder disponer de varios amantes, o donde la monogamia implica poder casarse con una sola persona, pero no impide tener relaciones fuera del matrimonio.
Como vemos, todas las connotaciones que les damos a esos conceptos son culturales, cada sociedad manipula el concepto y le da un significado y unas connotaciones en función de los valores que quieran imponer. Y nos los creemos. Los llegamos a interiorizar como verdades absolutas, creándonos desde la educación esa conciencia social que es la ética y los principios morales que nos acompañarán a lo largo de nuestra vida.
Sin ser conscientes, proyectamos estos principios y creencias en la mayoría de nuestras vinculaciones, ya sean personales, como la amistad, pareja o familia, o laborales, con nuestros compañeros o la propia empresa.
Así, hay quienes necesitamos de un vínculo laboral estable, dedicación y compromiso absoluto con el trabajo, para ser coherentes con esos principios inculcados o adquiridos de lealtad, fidelidad y entrega. Normalmente estos principios o creencias implican dar mas de lo que se recibe, sentimiento de culpabilidad si no estás entregado al 100% y la no búsqueda o aceptación de otros proyectos, para no sentir que estás "traicionando" a tu empresa.
La base es completamente irracional, pero adquirida y justificada a lo largo de nuestra existencia, y lo peor: dificilmente modificable.
Igualmente llamativo es el concepto de monogamia que resalta Fisher. Monogamia significa casrse con una sola persona, de hecho está penado legalmente en determinadas culturas (como la nuestra) tener más de una esposa o esposo a la vez. Pero la monogamia no implica fidelidad. La monogamia exige tener un solo cónyuge, pero no implica que cualquiera de los dos miembros de esa pareja puedan tener aventuras extramatrimoniales.
Si según la antropología cultural, la monogamia es la forma de asegurarnos la reproducción y futuro cuidado de los hijos, la "monogamia empresarial", ¿responderá entonces a la necesidad de asegurarnos los recursos materiales y económicos para la supervivencia?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar en el blog de Laura Chica