sábado

¿De quién es tu vida?

"Deseabilidad social: hacer lo que todo el mundo espera que hagas".
Este factor está presente exclusivamente en el ser humano. Y es aprendido, adquirido mediante la influencia de la cultura, educación y observación. Tras muchos experimentos en animales, no se consigue que actúen como se espera, sino de acuerdo a su instinto (lástima la pérdida de similitudes, en algunas ocasiones). También en bebés y niños/as en edades tempranas se demuestra que actúan según quieren/sienten, no según lo que se espera de ellos.
Y a partir de ahí comienzan nuestras limitaciones.
Porque actuar y vivir tu vida según lo que esperan los demás, es una limitación. O "la limitación". Vivir la vida de otros, como dice Jobs, sólo te causará arrepentimiento.
Pero voy más allá. Hemos sido educados para vivir en sociedad, en una supuesta armonía entre los unos y los otros, respetando unas normas sociales que asumimos como nuestras, cada uno en función de su grado de conciencia social, y siempre con el objetivo último de la aceptación. Los que la tienen en mayor medida, también padecen esa deseabilidad social en mayor medida, tendiendo a dirigir su comportamiento en función de lo que los demás esperan de ellos, para no decepcionar.
Factor clave, desde mi punto de vista.
Pero se nos olvida, que en ese intento continuo de actuar según se espera de nosotros, para no decepcionar a nadie, (y seguir contando con esa red de apoyo y pertenencia a grupo), acabamos por decepcionar al más importante: TÚ, porque acabas viviendo una vida que no es tuya con el miedo a la soledad como pilar básico en el no cambio.
El video adjunto es una muestra con humor, de cómo acabamos haciendo lo que hace la mayoría, o lo que se espera que hagamos, sin plantearnos a veces por qué, simplemente por el miedo a ser esa minoría que defiende su visión y sus sueños renunciando al miedo de no ser comprendidos por la norma social.
Enjoy!

video

3 comentarios:

  1. Me encanta tu reflexión Laura. Es penoso "darse cuenta" de que todo el afán de la educación que hemos recibido para "convivir" entre los humanos en "armonía" haya desembocado en una "domesticación cultural" obviando el instinto natural, talento personal de cada un@, sentimientos, etc. Es curioso... Verdad??

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu aportación Poly.
    Totalmente de acuerdo contigo,y me encanta ese concepto de "domesticación cultural". De ahí esta reflexión... Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu reflexión, siempre aprendo algo de ti.
    Y Poly ha dado en el clavo con su domesticación cultural.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en el blog de Laura Chica